LGBTI-fobia: Un problema de estructuras discursivas

1

Solo este verano hemos leído y escuchado sobre distintos casos de LGBTI-fobia, como la pareja de lesbianas que fue agredida frente a sus hijes, la pareja de lesbianas insultadas en el metro tras darse un beso o el chico de Tarragona que fue golpeado brutalmente por su expresión de género. Estos son solos algunos casos de las violencias y discriminaciones que constantemente sufre el colectivo LGBTI+.

Desde mi experiencia como psicóloga del Observatori contra l’Homofòbia (OCH) de Cataluña, he podido conocer estas historias y comprender las complejidades de esta problemática social. Sin embargo, el discurso público y lo que los medios de comunicación suelen plantear es una visión individualizada de la problemática. Muchas veces culpan a quienes han sido agredidos o discriminados, argumentando que estaban en el lugar y la hora equivocadas, o que su expresión de género era distinta al modelo esperable. En otras ocasiones, se justifica la agresión planteando que la persona agresora tiene problemas psicológicos o estaba bajo la influencia de las drogas/alcohol, individualizando una vez más un problema cuya raíz es la estructura social patriarcal.

El OCH ofrece un servicio de Atención a Víctimas de LGBTI-fobia en el cual participo, y este ha sido fundamental para conocer el dolor diario y a la lucha constante que viven las personas de este colectivo. Cosas tan simples como ir al bar a tomar algo con tu pareja e hijes puede convertirse en un evento traumático, darte un beso en el metro o tomarte de la mano puede generar una ola de insultos y vestirte como quieras puede ser considerados una amenaza para quienes han tomado el rol de protectores de la moral y las buenas costumbres, propagando discursos de odio.

A pesar de las leyes y políticas públicas que existen para proteger y garantizar a las personas LGBTI+, aún se las sigue discriminando, golpeando y matando por el simple hecho de no cumplir con el sistema sexo-género y el modelo cisheteronormativo. En este último modelo se asume que todas las personas son cisgénero (su identidad de género coincide con el sexo asignado al nacer) y son heterosexuales (se sienten atraídas emocional, sexual y afectivamente por personas de otro género).

Estas expresiones de violencia no son otra cosa que discursos de odio muy arraigados en nuestra cultura patriarcal, que lamentablemente se escudan detrás de un falso discurso de libertad de expresión. Esta violencia se basa en la ignorancia, en no conocer a personas de la comunidad LGBTI+ y no empatizar con su realidad, así como en creer que existe una forma de ser en el mundo y relacionarse, cuando en realidad cada persona tiene una forma particular de expresarse y vincularse, existiendo múltiples identidades de género y orientaciones afectivo-sexuales.

Es por esto, que la lucha contra la discriminación y los discursos de odio debe ser diaria, en nuestros contextos personales y laborales, aunando el desarrollo profesional con el activismo social y político. Para mí, mi trabajo y el activismo van de la mano, me gusta lo que hago porque me permite luchar contra las desigualdades y cambiar poco a poco la estructura social que sienta las bases del patriarcado mediante la sensibilización y formaciones sobre el tema. Son las pequeñas batallas, las conversaciones cotidianas, las que pueden cambiar la mentalidad de las personas, los discursos sociales machistas y LGBTIfóbicos, derribando prejuicios y estereotipos, para comprender la diversidad como un valor, como algo enriquecedor a nuestra comunidad.

One Comment

  1. Alejandra

    Bravo Francisca, gracias por ser voz y acción !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar